Customer case

Bad Neuenahr-Ahrweiler

Una ciudad devastada por el cambio climático

La ciudad de Bad Neuenahr-Ahrweiler ha experimentado las devastadoras consecuencias del cambio climático. En 2021 algunas partes de la ciudad se inundaron con el agua del río que tenían más cercano, destruyendo a su paso espacios públicos y casas de residentes.

Por ello, el ayuntamiento decidió que el nuevo parque infantil tenía que ser sostenible y eligieron un parque GreenLine de bajas emisiones de carbono, fabricado con residuos reciclados post consumo como téxtiles, bolsas de plástico y redes de pesca.

Es agradable que hayamos creado algo que es divertido para los niños y que tiene un bajo impacto en las emisiones de carbono.

Guido Orthen, alcalde de la ciudad de Bad Neuenahr-Ahrweiler

Un patio de recreo educativo

Además de enseñar habilidades fundamentales para la vida a través del juego, este parque infantil GreenLine también educa a los niños en la importancia de la sostenibilidad. Los parques infantiles GreenLine emiten pocas emisiones de carbono ya que están fabricados con residuos reciclados, como textiles, bolsas de plástico y redes de pesca usadas.

Físico
Movimiento: motricidad, musculatura, cardio y densidad ósea
Cognitivo
Aprendizaje: curiosidad, comprensión de las relaciones causales y conocimiento del mundo.
Socio-emocional
Disfrute de la comunidad: trabajo en equipo, tolerancia y sentido de pertenencia.
Creativo
Creación: co-creación y experimentación con materiales

Products in this solution

Explore standard products identical or similar to the ones found in this solution.

¿Quieres saber más sobre casos similares?

Rellena tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Find it in real life

Una nueva norma: Diseño de parques infantiles con menor impacto medioambiental