NRO810

Puente Oscilante

El Puente Oscilante atrae a los niños para que prueben sus habilidades de equilibrio. Los troncos horizontales responden a cada movimiento, entrenando habilidades físicas importantes como el uso del equilibrio y los músculos de los pies, las piernas, el tronco y los brazos para ajustar el equilibrio. Para los menos entrenados, los postes laterales dan soporte. Caminar por el Puente Oscilante también es una experiencia muy social, los niños sienten los movimientos de todos los demás niños en el puente desde las cadenas de transporte horizontales y verticales. Esta característica se suma al desafío físico de mantener el equilibrio al cruzar el puente. Además, anima a los niños a cooperar y negociar entre ellos, así como a turnarse. Éstas son habilidades sociales y emocionales importantes para la vida al hacer amigos.