NRO105

Balancín 2 pax + ruedas

El balancín es un clásico de los parques infantiles. Sigue atrayendo a los usuarios una y otra vez, como lo ha hecho durante generaciones. El clásico juego sigue entre nosotros por una razón: el hormigueo en el estómago al subir alto y bajar rápido es eternamente atractivo. El balancín desarrolla el sentido del espacio, el ritmo y los músculos de las piernas de los niños. Se trata de habilidades motrices cruciales que ayudan a los niños a desenvolverse en el mundo con seguridad, por ejemplo, en la calle al estimar el tiempo, el movimiento y los objetos. La dimensión social y el grado de confianza en el compañero que se exige en el balancín, es un gran entrenamiento de las habilidades socio-emocionales de la vida, como la toma de turnos y la cooperación. También se entrena la empatía, ya que los jugadores consideran los límites y las limitaciones de los demás. O cuando se animan a probar cosas que antes no se atrevían a hacer, porque otros niños sí se atreven.