MSC5402

Casita con tobogán

Deslizarse estimula el sentido del espacio y el seguimiento focal de los niños. Moverse en un tobogán es cosa de valientes: dejar ir el cuerpo es dejar la vida en manos de la gravedad, lo cual, sin duda alguna, requiere valor. Se accede al tobogán mediante tres escalones bajos.