NRO874

Tirolina Robinia para desniveles

A los niños les encanta jugar en la gran Tirolina. Cualquiera puede jugar en la tirolina gracias a su longitud y a su asiento y asidero de apoyo. La emoción de deslizarse por el aire hace que los niños quieran jugar en la tirolina una y otra vez. La sensación de ligereza y el impulso en el aire ayudan a desarrollar la conciencia espacial, así como la comprensión de la gravedad, el espacio y la velocidad. Las habilidades sociales se entrenan a medida que los niños devuelven el asiento al siguiente usuario de la fila. Además, al correr y tirar, el niño entrena su capacidad cardiovascular y los músculos de la parte superior del cuerpo. En definitiva, la gran tirolina es un recurso lúdico que une generaciones y capacidades, ya que hay alguna forma de que casi todo el mundo lo utilice.