NRO811

Puente de cuerda

El puente de cuerda, con su atractivo clásico, mantiene a los niños practicando caminatas de cuerda floja una y otra vez. La cuerda inferior se puede equilibrar con o sin el soporte de cuerda superior. Aprender y practicar cómo equilibrarse en diferentes superficies es fundamental para el dominio de todas las demás habilidades motoras. El sentido del equilibrio hace posible que los niños caminen, corran y eviten caerse cuando se tropiecen. Recuperar el equilibrio es crucial para sentirse seguro en la actividad física, así como cuando está sentado quieto, lo que ayuda a la capacidad de concentrarse y aprender. El Puente de Cuerda entrena el equilibrio y apoya los actos de equilibrio con otros. Las habilidades socioemocionales de tomar turnos, cooperación y negociación se desarrollan cuando se cruzan en la cuerda floja, evitando tener que renunciar.