NAT506

El Castillo del Árbol

El castillo del árbol con su espaciosa torre de observación, tobogán rojo y desafiante puente tambaleante atrae a los niños de inmediato: quieren cruzar el puente, llegar a la plataforma y observar a traves de los binoculares antes de deslizarse por el tobogán. Y luego quieren repetirlo una y otra vez. La habilidad motora y el entrenamiento muscular para niños pequeños cubren las necesidades de movimiento: entrenan su equilibrio, conciencia espacial y coordinación cruzada cuando suben por las escaleras hacia el puente tambaleante y luego a la plataforma. Estas habilidades motoras estimulan la conciencia del cuerpo y generan confianza. Al deslizarse los niños pequeños entrenan la estabilidad y el sentido del equilibrio. Esto es fundamental para poder sentarse quieto y concentrarse. La ventana de la plataforma y los binoculares invitan a socializar, para que los niños pequeños puedan hacer amigos mientras juegan.