MSV606

Slope Alto

La empinada pendiente es un fantástico elemento de motivación para el juego que ayuda a desarrollar la fuerza, el equilibrio y la coordinación de los niños pequeños. Además, esta desafiante estructura ayudará a los más pequeños a evaluar el riesgo y a enriquecer sus habilidades cognitivas de evaluación de riesgos y toma de decisiones. El diseño de la estructura ayuda a los niños a sentirse exitosos y competentes, a la vez que favorece las habilidades sociales, como la toma de turnos y la toma de decisiones. Estas habilidades son importantes para la salud y el bienestar general. Los niños pueden adquirir una gran cantidad de habilidades a través del juego en la pendiente empinada, ya que practican su equilibrio y fortalecen sus músculos con los amigos, mientras toman turnos y comparten en juegos que les ayudan a disfrutar del éxito. La pendiente baja ayudará a prolongar el tiempo de juego para un desarrollo saludable y una gran diversión.