M365

Tobogán de ladera

El tobogán de ladera clásico KOMPAN promueve una actividad de juego divertida para todos los niños. Debido al circuito de carrera del terraplén, los niños correrán hacia arriba y se deslizarán hacia abajo una y otra vez. Deslizarse por el tobogán de ladera es una experiencia muy divertida, ya que los amigos pueden correr hacia arriba o hacia abajo junto a su amigo deslizante. Hay espacio para muchos niños de diferentes edades y habilidades. La colina del terraplén también es un gran lugar para rodar y correr. Este es un entrenamiento cardiovascular divertido y lúdico para niños. Cuando los niños se deslizan, entrenan sus músculos centrales, sentándose erguidos mientras ruedan hacia abajo. Esto estimula la estabilidad del tronco, importante para evitar los dolores de espalda y cuello, un problema creciente en los niños debido al estilo de vida sedentario. Corriendo cuesta arriba o cuesta abajo, los niños entrenan su equilibrio y coordinación, así como su fuerza muscular. También desarrollan habilidades de gestión de riesgos, reprimiéndose o dejando ir cuesta abajo.