PCM105

El caballo

Balancearse en el caballo es una actividad tremendamente atractiva. Los niños pueden controlar el juego moviendo sus cuerpos para hacer que el caballo se balancee. Se sentirán encantados de que el caballo responda a sus movimientos. Los dos lados sostienen la posición sentada, y los soportes para los pies y las manos proporcionan un punto estable desde donde se apoyan los pies y las manos para crear el movimiento. El muelle también es bueno para el desarrollo físico y cognitivo. Cuando los niños comienzan a aprender las conexiones entre sus cuerpos y sus movimientos, comienzan a establecer conexiones cognitivas con una variedad de movimientos y sensaciones corporales.