NRO611

Pizarra colegio

La pizarra colegio de Robinia llama a la creatividad haciendo que los niños vuelvan una y otra vez. Es una llamada al juego teatral para los niños, como por ejemplo jugar a ser profesor. También estimula la creatividad en la pintura. Gracias a que dispone de dos caras para pintar, favorece que grupos de niños pinten a la vez, por ejemplo, en un aula al aire libre. Los dos bancos tienen distintas alturas e invitan a sentarse tanto a niños como a adultos. La riqueza en los detalles táctiles como los ábacos, el reloj, campana y los números entrena las habilidades motoras finas y la coordinación ojo-mano. En test realizados a niños de entre 1 y 6 años, estos elementos inspiran a hacer juegos teatrales, como por ejemplo, jugar a ser profesor. La tabla con los números ayuda a los niños a jugar a contar en niños de tres años. Dibujar y escribir en la pizarra son actividades esenciales que estimulan el interés de los niños en entender y prepararse para ir a la escuela.