NRO542

Barco explorador mediano

El barco Explorador es un imán para el juego de los niños, que atrae una y otra vez con su oferta de juego inmensamente variada, por encima y por debajo de la cubierta. Las opciones de juego son infinitas, con tablones que pueden treparse verticalmente, redes y tacos de escalada. Además, todo ello entrena la coordinación cruzada y los músculos. Las numerosas actividades de manipulación: prismáticos, cañones, la rueda, estimulan la motricidad y el tacto e inspiran horas de juego dramático. Además de ser muy divertido, favorece el desarrollo cognitivo y las habilidades socio-emocionales de los niños. Asimismo, con el juego dramático, los niños desarrollan sus habilidades físicas. Una vez en la cubierta, los niños pueden tomar más caminos para cruzar o bajar. El tobogán hace sentir cosquillas en el estómago y añade emoción. Aparte, entrena el sentido del espacio de los niños. Así que el juego tiene enormes beneficios en el barco.