M332

Tobogán Acero inoxidable

El tobogán de acero inoxidable es un clásico del parque infantil. Es un juego divertido y los niños están ansiosos por probarlo una y otra vez. Dar vueltas por la escalera y el tobogán, además de ser divertido, es un gran entrenamiento cardiovascular. Además, los niños entrenan sus habilidades para tomar turnos y su empatía cuando esperan a otros, que pueden ser menos valientes o rápidos. Cuando los niños se deslizan, entrenan sus músculos centrales, sentándose erguidos mientras se deslizan hacia abajo. Esto estimula la estabilidad del tronco, importante para evitar los dolores de espalda y cuello, un problema creciente en los niños debido al estilo de vida sedentario. Además, entrena el sentido del equilibrio, fundamental para otras habilidades motoras. Al subir la escalera hasta el tobogán de acero inoxidable, los niños entrenan su coordinación cruzada. El entrenamiento de la coordinación cruzada es importante para la cooperación del lado izquierdo y derecho del cerebro. Esta cooperación se utiliza, por ejemplo, cuando los niños leen. Una gran actividad que es divertida y estimula las habilidades físicas básicas.