COR20830

Recorrido doble

El recorrido doble con sus experiencias de escalada versátiles y rebotantes atrae enormemente a los niños y los mantiene jugando durante mucho tiempo, una y otra vez. Un lado del recorrido es el muro de escalada, que es ideal para el juego paralelo para niños de todas las edades. El lado opuesto es el tubo oscilante, que es un buen desafío para los niños mayores. Los dos grandes enlaces de escalada ofrecen escaladas tambaleantes, oscilantes y saltarinas con puntos de soporte verticales para sentarse. La escalada receptiva entrena el equilibrio, la coordinación y la conciencia espacial de los niños pequeños. Estas habilidades motoras son cruciales para, por ejemplo, recorrer el mundo de forma segura, o incluso quedarse quieto y concentrado. Los muchos puntos de descanso permiten la socialización y ofrecen un punto desde el cual los escaladores menos seguros pueden planificar de manera lógica sus próximos movimientos. En general, el recorrido doble es una experiencia divertida, estimulante y de escalada social.